El fondo que invirtió en Amazon, Facebook y Tesla en sus inicios desvela los valores y sectores por los que apostará en el futuro

gestionar la cartera de inversión requiere sobre todo herramientas adecuadas para ello

En estos tiempos que corren, en los que cada titular o dato económico se analiza hasta el máximo nivel de detalle, es fácil dejarse llevar por la locura cuando las bolsas comienzan a caer. Así, incluso el acontecimiento más nimio adquiere una importancia exagerada y puede marcar la diferencia entre que un inversor tire la toalla o siga esperando tiempos mejores.

Stuart Dunbar, socio del fondo de inversión escocés Baillie Gifford, con 110 años de historia y que gestiona más de 194.000 millones de euros, prefiere renunciar a ese proceso. Mientras otros inversores se tiran de los pelos intentando decidir su próximo movimiento, él se conforma con sobrellevarlo. De hecho, es probable que ni siquiera siga como se desenvuelven los acontecimientos.

Read moreEl fondo que invirtió en Amazon, Facebook y Tesla en sus inicios desvela los valores y sectores por los que apostará en el futuro

Alphabet decepciona pese a ganar 30.736 millones, un 143% más

El gigante de internet Alphabet, matriz de Google, obtuvo un beneficio neto de 30.736 millones de dólares en 2018, lo que supone un 143% más respecto al año anterior, cuando la compañía logró 12.662 millones. Sin embargo, la acción caía alrededor del 3,5% en el mercado fuera de horas, al centrarse los inversores en la reducción de los márgenes y el crecimiento más lento de los ingresos.

La empresa señaló ayer lunes tras el cierre de la Bolsa de Valores de Nueva York que en el último ejercicio fiscal sus ingresos ascendieron a 136.819 mil millones de dólares, un 23% más que los 110.855 logrados en 2017, superando levemente los márgenes avanzados por los analistas.

“En 2018 logramos un fuerte crecimiento de los ingresos, un 23 % interanual hasta los 136,8 mil millones, y un 22 % para el cuarto trimestre hasta 39,3 mil millones“, aseguró el jefe financiero de Alphabet y Google Ruth Porat, citado en el comunicado de la empresa.

La deuda a largo plazo ha pasado de los 3.969 millones de dólares a los 4.012 millones, un 1,07 % más.

Respecto al cuarto trimestre del pasado año, marcado por la gran volatilidad del parqué neoyorquino, la empresa logró unos ingresos de 8.948 millones de dólares, frente a los 3.020 millones de pérdidas sufridas entre octubre y diciembre de 2017.

Asimismo, en los últimos tres meses de 2017, las tarifas pagadas por Google a varias plataformas como Apple por usar su buscador como motor de búsqueda aumentaron hasta los 7.436 millones, frente a los 6.450 millones de 2017, un aumento del 15,3 %.

En los resultados del último año, también destacan los beneficios logrados en otros segmentos, donde se incluyen los negocios relacionados con la nube y las ventas de hardware. En este apartado, Alphabet pasó de los 4.965 millones de 2017 a los 6.487 millones en 2018, es decir un 30,65 % más.

Además, ha registrado unos beneficios de 154 millones en el apartado de “otras apuestas”, donde se incluyen sus inversiones en salud con la compañía Verily o su apuesta de vehículo autónomos lanzada junto a Waymo.

A pesar de lograr un crecimiento interanual en torno al 18 % en este apartado, la compañía no ha logrado superar las espectativas de los analistas que los situaban en torno a los 187 millones.

Google, fundado en 1998 por Larry Page y Sergey Brin tiene 90.000 empleados en todo el mundo. En octubre de 2015, Alphabet se convirtió en la matriz de Google.

 

Fuente: Finanzas

Hispamarkets: un tipo de cuenta para cada tipo de inversor

Invertir online sin riesgos es posible

Una de las consecuencias de la introducción de las nuevas tecnologías en el mundo financiero y su continuo e imparable desarrollo es la universalidad de los mercados y la facilidad de acceso a los mismos.

Hoy en día, operar en los mercados financieros ha dejado de ser cosa de brokers de Wall Street y es algo que todos podemos hacer desde nuestras casas. Sólo necesitamos un ordenador (o dispositivo móvil) con conexión a Internet y las puertas de los mercados financieros se nos abren de par en par.

En este contexto, la figura de los intermediarios financieros cobra una especia relevancia, ya que sirven como nexo entre el inversor amateur (o incluso profesional) y los mercados. Gracias a ellos, podemos gestionar nuestras inversiones de una manera más eficiente, recibiendo asesoramiento y conociendo mejor el entorno en el cual llevamos a cabo nuestras inversiones.

En el artículo de hoy hablamos de los distintos tipos de inversores y de los tipos de cuentas de Hispamarket para cada uno de ellos.

Read moreHispamarkets: un tipo de cuenta para cada tipo de inversor

Xiaomi planea invertir cerca de 1.500 millones de dólares en “Internet de las Cosas Inteligentes”

Hispamarkets asesores
La compañía china Xiaomi, conocida sobre todo por sus smartphones de precio asequible, no limita sólo su oferta de productos a los terminales móviles. En sus tiendas y su web se ofrecen todo tipo de aparatos, que van desde paraguas hasta patinetes eléctricos pasando por dispositivos de hogar inteligentes. Y es en ellos en los que se va a centrar, además de en los smartphones, en los próximos cinco años. Concretamente, en los dispositivos de Internet de las Cosas Inteligentes (AIoT).

Para ello, según el COO de XiaomiLei Jun, la empresa va a invertir un mínimo de 1.500 millones de dólares en estos aparatos, que van un paso más allá de los dispositivos de todo tipo que están conectados a Internet. En concreto, los que se conectan a la Red y funcionan como parte de sistemas automatizados y que son capaces de aprender de los hábitos de los usuarios.

El plan de la compañía, que hace unos días alcanzó un acuerdo con Ikea para avanzar en hogar inteligente, es interconectar en no mucho tiempo todo tipo de dispositivos a través del sistema operativo de Xiaomi. De esta manera tendrán la oportunidad de ofrecer todo tipo de servicios a través de ellos. Según Lei, “vemos un futuro en el que todos los dispositivos del hogar estarán conectados a Internet y controlados por la voz. Una ola de electrodomésticos serán sustituidos por dispositivos inteligentes. Habrá una red de AIoT que se implique en cada segundo y cada situación de la vida de la gente, recopilando montañas de usuarios, tráfico y datos“.

Este plan iría en paralelo con la estrategia de la compañía en cuanto al lanzamiento de smartphones, que pasa por potenciar una apuesta por la multimarca en móviles. Así, además de sus dos marcas principales, Xiaomi y Redmi, que engloba a sus modelos de la gama de entrada, quiere potenciar sus otras marcas: Black SharkPOCO y Meitu.

En cuanto a su apuesta por el AIoT, es una continuación de un plan que pusieron en marcha en 2013 para apoyar a un centenar de startups en cinco años. Estas empresas, a cambio del apoyo, se dedicarían a desarrollar productos de Xiaomi, que en la actualidad ya ha vendido 132 millones de dispositivos conectados, de los que unos 20 millones están activos a diario. La empresa también cuenta con su propio asistente de vozXiao Ai, que ya ha superado los 100 millones de instalaciones.

A pesar de esta apuesta, que proporciona a la compañía una importante fuente de ingresos, la división de móviles ha sido el núcleo central de la compañía desde su nacimiento, hace aproximadamente cinco años. Lei recuerda que “antes de la proliferación de la tecnología 5G, el éxito de Xiaomi en la división de smartphones reside en el esfuerzo por considerar su posición de liderazgo en varios mercados del mundo“.

En 2019, la división de Xiaomi dedicada a los smartphones seguirá centrada en la innovación y la calidad. Y apostará sobre todo por los terminales de gama baja y media. Además, la compañía optimizará su portfolio de productos. Aparte de esto seguirán apostando por el mercado internacional. En el tercer trimestre de 2018, los ingresos internacionales de la compañía ya alcanzaban el 43,9% del total. Y en 2019, Xiaomi planea centrar su expansión internacional en los mercados europeo y latinoamericano, además de seguir con el desarrollo de su sistema de retail apostando tanto por los canales offline como por la mejora de los que tiene online.

Fuente: MCPro

Brexit: O salida en 2020 o referéndum. ¿Cómo afecta a los mercados?

Ya lo esperaba el mercado. Anoche, Theresa May logró sobrevivir a la moción de censura, con 325 votos a favor frente a 306 en contra. Tanto los analistas como la propia Unión Europea empiezan a tomarse en serio la posibilidad de retrasar la salida de Reino Unido, prevista para el próximo 29 de marzo.

“A partir de ahora, la primera ministra británica tiene hasta el lunes 21 de enero para una segunda votación, por lo que esperamos que se reúna con la UE y veremos si ésta está dispuesta a renegociar el acuerdo haciendo alguna concesión para conseguir el apoyo de los parlamentarios británicos”, explican los analistas de Renta 4 (MC:RTA4).

Estos expertos añaden que, “en cualquier caso, la evolución de los acontecimientos complica mucho que el Brexit pueda cumplir con su fecha de salida, por lo que el plazo se podría extender. En ese caso, Reino Unido tendría que pedir formalmente una prórroga del Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. En este tiempo que ganarían se podrían plantear renegociar con Europa o incluso un segundo referéndum, aunque esta opción no parece contar con el número suficiente de apoyos entre los diputados”.

De momento, May se ofrecerá a negociar el Brexit con otros partidos. “Ayer dijo que puede ser necesario retrasar la fecha prevista para el Brexit y tener tiempo de poder implementar el nuevo plan que salga de una nueva ronda de discusiones entre Bruselas y Londres”, comentan desde Renta Markets.

Una nueva propuesta que los analistas de Link Securities ven “algo complejo, ya que ésta deberá posteriormente ser aceptada por sus socios en la UE, algo que, a pesar de las declaraciones de apoyo lanzadas por algunos líderes como la alemana Angela Merkel, vemos muy complicado.”

Según estos expertos, los escenarios más probables siguen siendo “el retraso de la fecha límite para el Brexit mientras continúan las negociaciones o, incluso, la convocatoria de un nuevo referéndum. A día de hoy, un Brexit duro parece descartado, aunque tal y cómo ‘se está gestionando’ políticamente el proceso todo puede ocurrir”.

Ante esta situación, José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, sentencia que “el Brexit sigue siendo un foco de tensión dado que el caos político en Reino Unido es impresionante”.

Según recogen en Link Securities, el diario The Times señala que los funcionarios de la Unión Europea (UE) están examinando planes para posponer el Brexit hasta 2020, mientras que The Telegraph destacó una conferencia entre Hammond y ejecutivos financieros en las que el canciller indicó que los miembros del Parlamento pararían un Brexit sin acuerdo. Por otra parte, la canciller alemana Angela Merkel comentó a los legisladores que, aunque no prevé renegociar el Brexit, no descarta una clarificación de las relaciones futuras entre Reino Unido y el bloque comunitario.

En medio de esta vorágine,los analistas esperan bolsas europeas a la baja, con muchos inversores manteniéndose al margen de los mercados. “La rotación sectorial continua a la que estamos asistiendo en las últimas sesiones demuestra que el volumen en los mercados lo están generando básicamente los traders, con los inversores finales adoptando una postura mucho más prudente, a la espera de que se aclare algo el escenario político y económico”, comentan en Link Securities.

 

Fuente: Investing

Cómo invertir en oro

El oro es uno de los pocos activos que han brillado en la última fase de 2018, con un alza del 9,74% desde su mínimo de agosto. En lo poco que va de enero, el metal precioso sube menos que la Bolsa, un 0,47%, pero todo apunta a que puede ser un buen ejercicio.

La probable pausa de la Reserva Federal en su proceso de normalización monetaria ante ciertos síntomas de desaceleración económica se perfila como el gran punto de apoyo para el oro. “Las dudas de los inversores sobre el crecimiento y la inflación deberían reactivar la demanda de oro como refugio, por tanto, hemos aumentado nuestros objetivos para su cotización a tres y doce meses, hasta 1.300 y 1.350 dólares por onza, respectivamente”, afirma Carsten Menke, de Julius Baer. El experto cree que, a un plazo algo más largo, el oro podría situarse en 1.400 dólares, lo que supondría una subida del 8,7% desde su precio actual.

Las perspectivas de Goldman Sachs son más optimistas, ya que apuntan a los 1.425 dólares en doce meses, una cota que el metal precioso no ve en más de cinco años. Ante estas perspectivas, hay tres opciones para invertir en oro.

  • Compra física. Se realiza a través de los establecimientos autorizados y acreditados, y es aconsejable que estén homologados por la London Bullion Market Association (LMBA), la asociación de profesionales que operan con oro y plata más importante del mundo. Las compras pueden realizarse de forma presencial, por Internet o teléfono y es posible recoger los lingotes o monedas de oro en el establecimiento, recibirlos en el domicilio con un envío asegurado o dejarlas en depósito en cajas fuertes. El importe del alquiler variará en función del tamaño. En Degussa, uno de los establecimientos autorizados en España, oscilan entre 400 y 500 euros al año. La adquisición de oro está exenta de IVA, mientras que las ganancias patrimoniales derivadas de su venta tributarán igual que una acción.
  • ETF. Los fondos cotizados (ETF) de oro replican la evolución del metal precioso, por lo que es una forma de aproximarse a este activo, sin necesidad de tenerlo físicamente.
  • Fondos de inversión. Los productos de inversión colectiva que invierten en compañías extractoras de oro son la tercera opción con la que cuentan los inversores para incluir el metal en sus carteras. En este punto hay que tener en cuenta que estas compañías, en general, no suelen dedicarse a la producción del oro en exclusiva, por lo que su evolución en Bolsa, y por tanto el comportamiento del fondo, dependerán de las cotizaciones de otros metales.

 

Fuente: Expansión

La Bolsa de Nueva York y el Nasdaq podrían tener competencia: varios titanes de Wall Street quieren crear una nueva bolsa de valores

Las acciones de Intercontinental Exchange, la matriz de la New York Stock Exchange (NYSE), también conocida como la mítica Bolsa de Valores de Nueva York, y del Nasdaq cayeron más de un 2,5% durante la jornada del lunes después de conocerse como varios titanes de Wall Street planean lanzar una plataforma de bajo coste que plantará cara a ambas compañías.

Bautizada como la “Members Exchange” (MEMX), nueve bancos y otras entidades de inversión buscan “aumentar la competencia, mejorar la transparencia, reducir aún más los costes fijos, así como simplificar la ejecución en la negociación de acciones” en el mercado estadounidense. De esta forma, Bank of America Merrill Lynch, Charles Schwab, Citadel Securities, E*TRADE, Fidelity Investments, Morgan Stanley, TD Ameritrade, UBS y Virtu Financial se convierte en los socios fundadores de esta nueva bolsa de valores en la que podrán participar tanto inversores de a pie como institucionales.

Esta nueva plataforma será propiedad en su totalidad de sus miembros fundadores y presentará una solicitud ante la Comisión de Mercados y Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés) a comienzos de este año para poder operar como una bolsa de valores a nivel nacional. MEMX ha recaudado 70 millones de dólares en financiación inicial y tiene previsto ampliar su abanico de inversores a lo largo de 2019, según informa el Wall Street Journal, citando a personas familiarizadas con el asunto.

En un comunicado, el Nasdaq dio la bienvenida a sus competidores, pero destacó que con docenas de bolsas donde se compran y venden acciones en EEUU, la compañía estaba interesada en conocer cuál será la propuesta de valor que ofrezca MEMX en un mercado obviamente saturado y concentrado.

No obstante, este lanzamiento amplía la competencia en un mercado donde todas menos una de las 13 bolsas de valores activas a este lado del Atlántico son propiedad de tres matrices: Intercontinental Exchange, Nasdaq y Cboe Global Markets Inc. Entre las tres compañías gestionan más de tres quintas partes del volumen de negociación de acciones en el país.

Sin embargo, la futura llegada del MEMX se produce en medio de una migración masiva de muchos operadores hacia opciones de inversión baratas y sin coste alguno. Otra empresa de este tipo, IEX Group, fundada en 2012, opera la única bolsa de valores independiente que actualmente gestiona cerca del 2,5% del volumen de negociación de acciones estadounidenses.

La decisión de dar vida a una nueva bolsa de valores también llega tras años en los que los bancos, operadores y plataformas de inversión que inundan Wall Street han estado en guerra con las plazas bursátiles por excelencia del país, con especial atención en el NYSE y el Nasdaq.

El origen del conflicto se ha centrado en las comisiones que ambas bolsas cobran por dar acceso a información sobre el mercado, un jugoso negocio que ha ofrecido altos ingresos a ambas compañías. Sin embargo, tras una docena de años de batalla legal, la SEC ofreció un revés importante en octubre del año pasado al considerar que las peticiones tanto del NYSE como del Nasdaq para aumentar estas retribuciones no están justificadas. Una decisión que cayó como un jarro de agua fría para ambas entidades dado que hasta ahora el regulador nunca se había opuesto a este tipo de incrementos.

Ambas bolsas de valores han luchado contra Wall Street y sus plataformas de comercio electrónico, representadas por la Asociación de la Industria de Valore y Mercados Financieros, SIFMA, por sus siglas en inglés, para blindar el incremento en estas primas desde 2009 y es poco probable que la decisión de la SEC ponga punto final a este importante pulso.

La SEC, actualmente presidida por Jay Clayton, también obligó a ambas plazas bursátiles a revisar las quejas los operadores, quienes consideran que estos incrementos socavan la competencia. Tanto el NYSE como el Nasdaq deben de completar estas revisiones antes de que termine 2019.

Es importante tener en cuenta que durante los últimos años, el NYSE, el Nasdaq o la Cboe han convertido sus bases de datos sobre los precios de las acciones, sus transacciones, la cantidad de oferta y demanda, así como los diferentes niveles de precios, en una importante área de negocio que ha compensado la caída de los ingresos relacionados con las comisiones por las operaciones de trading.

Estas entidades venden dicha información tanto a los agentes que echan mano de las operaciones de compraventa de alta frecuencia, cuyos algoritmos se nutren y adaptan gracias a la mayor información disponible, como a bancos como UBS o JPMorgan, por mencionar algunos, que los utilizan para asegurar que sus clientes reciben el mejor precio en cada operación de compra o venta que realizan.

El WSJ indicó que, entre 2014 y 2017, los ingresos anuales totales de los servicios de datos de mercado de las tres bolsas más importantes a este lado del Atlántico aumentaron un 45% hasta los 2.300 millones de dólares, citando un análisis del Comité de Regulación de los Mercados de Capitales, un grupo de investigación cuyos miembros incluyen grandes bancos y gestores de activos.

 

Fuente: eleconomista

Los inversores de Apple se han quemado por quedarse demasiado tiempo

En agosto de 2011, a pocos inversores les habría parecido una buena idea apostar por un valor caído en desgracia como Bank of America en lugar de por una de las empresas más atractivas de Wall Street por aquel entonces, Apple. Sin embargo, eso fue exactamente lo que hizo Robert Arnott, fundador de la asesoría financiera Research Affiliates.

En los siguientes meses, Apple logró convertirse en la empresa con mayor capitalización bursátil de la historia y comenzó un fulgurante ascenso hasta alcanzar un valor de un billón de dólares en el verano de 2018. Bank of America, por su parte, logró frenar sus caídas e iniciar un firme, pero lento ascenso desde mediados de 2012.

 

Sus caminos se mantuvieron divergentes hasta que, tras el hundimiento de las tecnológicas en la segunda mitad de 2018 y la mayor caída en una sesión en la historia de Apple de este jueves, Bank of America (20,6%) puede decir que ha aumentado su valor más que la empresa dirigida por Tim Cook (18,6%) desde aquel lejano agosto de 2011.

Esto no contradice el hecho de que Apple ha generado muchos más beneficios que Bank of America en este tiempo, pero, como subraya Mark Hulbert en una columna en Market Watch, no es a eso a lo que se apuesta en bolsa.

“No se apuesta a quién es la mejor empresa, sino a si el valor puede hacerlo mejor de lo que los inversores esperan colectivamente de la compañía y ese es completamente otro asunto”, explica Hulbert.

APOSTAR A CABALLO PERDEDOR

Apple no ha sido el único valor que ha protagonizado un rápido ascenso y en el que muchos inversores han acabado quemándose por quedarse demasiado tiempo. Tras tocar máximos en julio de 2018, la red social ha perdido casi un 40% de su capitalización bursátil.

En un plazo más largo, cuando Facebook estaba empezando su rápido ascenso en julio de 2015, Chevron era otro valor poco atractivo, con su capitalización a niveles apenas superiores a los de la crisis de 2008. El colega de Arnott Chris Brightman optó por apostar a largo plazo por la petrolera y, desde entonces, Chevron ha subido un 13,2% frente al 11,3% protagonizado por Facebook.

 

Una vez más, la clave no es qué empresa ha generado mayores beneficios, sino la que ha multiplicado en mayor medida el valor de su acción. En una analogía hípica, Hulbert expone que, si la bolsa fuera una carrera de 10 caballos, sería más rentable apostar por el caballo que llega séptimo y se esperaba que llegara último, que apostar por el caballo que llega segundo, pero se esperaba que fuera el vencedor.

Desarrollando el olfato inversor: ¿cómo saber que estamos ante una oportunidad?

Seguridad en la inversión: ¿cómo garantizarla?

Una de las mayores responsabilidades que cualquier pequeño inversor puede tener es estar al tanto de la información que recibimos en nuestro día a día y que puede afectar al dinero que tenemos depositado en los mercados.

Pese a que estamos en un momento en el que estar al corriente de todo resulta un esfuerzo titánico, dado el gran volumen de información que se maneja, hay una serie de rutinas que hemos de cumplir no solo para evitar caídas inesperadas en nuestras cotizaciones, sino también para aprovechar subidas. Para desarrollar nuestro olfato inversor hemos de seguir los famosos indicios, que apuntan cambios de tendencia y que de cara a ganar dinero son muy atractivos.

Read moreDesarrollando el olfato inversor: ¿cómo saber que estamos ante una oportunidad?

¿Hay mimbres para un ‘rally’ de Navidad en lo que queda de año?

Ventajas de usar Metatrader 4 como plataforma de inversión

El nefasto comportamiento de las bolsas en 2018, acentuado durante los últimos dos meses y medio, hace que muchos inversores estén soñando con el tradicional ‘rally’ de Navidad para tratar de maquillar las pérdidas anuales pero, ¿hay mimbres para que se produzca el ansiado impulso en las dos últimas semanas del año?

En general, los expertos coinciden en señalar que no es descartable. «El mercado ha caído tanto que el ‘rally’ entra dentro de lo posible, aunque sea un mero rebote. Además, da la sensación de que se han estabilizado un poco los problemas que han motivado las caídas (el Brexit, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la situación presupuestaria italiana y la posibilidad de una ralentización económica). A lo mejor, eso es suficiente para propiciar un rebote», explica Nicolás López, de MG Valores. En concreto, las noticias que han favorecido la reducción del nerviosismo son las siguientes: China yEstados Unidos han sellado una tregua de 90 días en el conflicto comercial, Italia se ha comprometido a presentar unos nuevos presupuestos que incluyan una moderación del gasto y la primera ministra británica, Theresa May, ha superado una moción de confianza interna, lo que aleja la posibilidad de un Brexit «duro». Asimismo, los datos macroeconómicos siguen pintando una ralentización, pero no la recesión que están descontando los mercados, tal y como recuerda Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank España. «Si tenemos jornadas como la del miércoles pasado, con buenas noticias en todos los frentes, se dan todos los condicionantes para ese ‘rally’», opina Jiménez-Albarracín al respecto.

No será un ‘rally’ generoso

Sin embargo, los especialistas descartan que vayamos a ver un ‘rally’ generoso de los que salvan el año. Más bien, se va a tratar de un rebote o de su versión de pequeño tamaño: un «rebotillo». Así lo explica Víctor Peiro, director de Análisis de GVC Gaesco Beka: «Puede ser que haya cierto rebote en los sectores más sobrevendidos, como bancos y algunas cíclicas. Pero no va a ser demasiado importante. Va a servir para recuperar algo de lo que hemos perdido en el año. El Ibex está un 11% para abajo. Podemos terminar con un 8% de pérdidas. Es decir, tres puntos menos. Pero será probablemente un rebote limitado por las dudas que hay sobre la economía. O sea, rebote sí, pero limitado y con volatilidad».

Lo mismo opina Jiménez-Albarracín:«Las revisiones de crecimiento, aunque están siendo a la baja, siguen pintando un panorama mundial que no tiene nada que ver con la recesión que descuenta el mercado. Y el apoyo de los bancos centrales parece que va a seguir siendo el mismo. Por eso, todo apunta a que las bolsas deberían estar más altas. Pero el problema es que llevamos dos meses de pesimismo, de noticias negativas y de volatilidad que hacen difícil que las bolsas cojan una clara tendencia alcista».
Otro problema, según los analistas, está relacionado con el hecho de que venimos de un entorno tan bajista que, si el mercado empieza a subir, no vamos a poder determinar si la recuperación es consistente hasta pasado un tiempo, según López.

Entonces, ¿qué debería suceder para averiguar si el rebote tiene consistencia y marca un cambio de tendencia? Según López, las bolsas deberían superar ciertos niveles de resistencia. En el caso del Ibex, resulta clave la superación de la zona de los 9.400 puntos, cuya superación «arrojaría una cierta señal de fortaleza del mercado», que significaría que se estaría «rompiendo» la estructura bajista de los últimos meses. «Porque, desde el punto de vista del análisis económico, no hay nada tan negativo como para impedir un rebote. Lo que hay es desconfianza del mercado, de que las cosas se pueden torcer en los próximos meses. Y esa confianza se puede recuperar sin más. Encima, si los datos europeos ayudan un poco, el mercado podría empezar a recuperar», argumenta López.

Un factor clave que podría impulsar o frenar ese ‘rally’ es la reunión que la Reserva Federal estadounidense celebrará los próximos 18 y 19 de diciembre. «Toda la caída de la bolsa americana comienzó el 21 de septiembre, cuando la Fed dijo que, no solo va a normalizar los tipos, sino que va a hacer política monetaria restrictiva. Después de eso, el entorno del presidente, Jerome Powell, le ha intentado quitar hierro. Pero sería muy bueno que en la reunión se viera que se descartan algunas de las subidas previstas para 2019. Por ejemplo, la de marzo. También vendría bien cualquier comentario en el que se diga que, a pesar de que la economía va muy bien, no se van a tomar decisiones de la política monetaria hasta que no se resuelvan las presiones comerciales y la tensión en Europa», asevera Jiménez-Albarracín.

Los ganadores del ‘rally’ 

En todo caso, en el supuesto de que se produjera el deseado ‘rally’, hay algunos sectores que se beneficiarían especialmente, según los expertos. Entre ellos, destaca el de la banca: «Ha sido la gran penalizada, principalmente por la incertidumbre creada por la polémica del Supremo sobre los impuestos de las hipotecas. También le ha perjudicado la exposición de BBVA y Santander a Brasil, Argentina y Estados Unidos. Tiene unos PER muy interesantes y viene de haber tocado suelos históricos, pues la caída media es del 25% anual en los grandes valores», dice Darío García, de XTB.

Peiro hace declaraciones en el mismo sentido: «Hay que estar en los sectores muy castigados, como bancos, telecomunicaciones y algo de consumo, que también estuvo muy penalizado durante el año. Las empresas industriales como Acerinox o Arcelor no van a rebotar mucho y las defensivas pueden quedarse un poco atrás porque han subido bastante».

En todo caso, hay quien opina que no hay que fiarlo todo a estos valores en un momento de tanta inestabilidad como el actual: «Lo mejor es tener una cartera diversificada porque, si hay un rebote, lo que más sube es lo que más ha caído y lo que más riesgo tiene. Pero eso no quiere decir que uno tenga que ir jugándosela con cosas de ese tipo.

En el mercado hay las suficientes dudas, llevamos en un entorno bajista el tiempo suficiente como para no mantener la cautela. Por eso, es mejor tener una cartera diversificada, tanto en sectores como internacionalmente», avisa López.

Lo mismo opina Jiménez-Albarracín: «Yo, ahora mismo, al inversor que no sea muy arriesgado le recomendaría que se estuviera quieto», dice.
Otra opción para el que esté invertido ahora mismo es aprovechar el supuesto rebote para cerrar posiciones:«Tal y como están los mercados, mucha gente lo que está es atrapada. Compraron hace un mes y no hemos recuperado ese 25% de caída. Lo que van a hacer esos inversores va a ser cerrar posiciones», dice García.

 

Fuente: Finanzas.com