El fondo que invirtió en Amazon, Facebook y Tesla en sus inicios desvela los valores y sectores por los que apostará en el futuro

En estos tiempos que corren, en los que cada titular o dato económico se analiza hasta el máximo nivel de detalle, es fácil dejarse llevar por la locura cuando las bolsas comienzan a caer. Así, incluso el acontecimiento más nimio adquiere una importancia exagerada y puede marcar la diferencia entre que un inversor tire la toalla o siga esperando tiempos mejores.

Stuart Dunbar, socio del fondo de inversión escocés Baillie Gifford, con 110 años de historia y que gestiona más de 194.000 millones de euros, prefiere renunciar a ese proceso. Mientras otros inversores se tiran de los pelos intentando decidir su próximo movimiento, él se conforma con sobrellevarlo. De hecho, es probable que ni siquiera siga como se desenvuelven los acontecimientos.

«Ignoramos completamente al mercado» asegura Dunbar a Business Insider en una entrevista exclusiva. «No importa. No estamos implicados en el mercado, sino en un puñado de buenas compañías«. Y añade: «Lo único que nos interesa es si esas compañías están consiguiendo suficiente progreso operativo para alcanzar las metas a largo plazo que esperamos de ellas».

Dunbar continúa explicando la metodología numérica que emplea Baillie Gifford cuando escoge valores que añadir a su cartera. La firma intenta multiplicar su dinero entre 2,5 y 5 veces su valor inicial en un plazo de 5 a 10 años y, en muchos casos, incluso más que eso en un periodo más largo.

¿Qué tipo de valores podrían cumplir los requisitos? Solo las mejores y más llamativas historias de éxito del mercado. Un breve vistazo a la cartera de Baillie Gifford deja entrever un repertorio de nombres de primera fila. Y la firma se ha posicionado anticipadamente en esos valores y los ha aguantado desde entonces.

Eso incluye a Facebook, Amazon, Alphabet, Netflix y Alibaba. Y también Tesla, el valor en la cartera de Baillie Gifford por el que seguramente es más conocida, dado que posee uno de los mayores porcentajes de acciones en manos de un inversor institucional.

Además, Baillie Gifford ha convertido en una prioridad invertir en empresas que acaban de abrir y todavía no cotizan en bolsa. Así, tiene participaciones en lo que se conoce como unicornios, como Lyft, Airbnb y Dropbox. Respecto a lo que deparará el futuro y hacia dónde está mirando ahora el fondo, Dunbar ha repasado los sectores y valores que considera cruciales en los esfuerzos futuros de inversión de Baillie Gifford.

Todas las citas a continuación son del propio Dunbar

Innovación en salud

«Estamos muy interesados en lo que llamamos innovación en salud. Soy consciente de que no se trata de un tema novedoso, pero es una novedad en términos de oportunidades que se están generando. Estamos pasando mucho tiempo con académicos y trabajando en el despegue de avances académicos que van a cambiar para siempre la industria sanitaria«.

«Hay un poder de procesado de big data que no deja de crecer. También la capacidad de acumular datos a través del desplome en el coste de la secuenciación de genes. Illumina fabrica ese equipamiento para secuenciar genes.

«Se ha abaratado la secuenciación de genes hasta el punto de que pronto será ubicua. Existe la capacidad de analizar un conjunto colosal de datos que ofrece la posibilidad de empezar a entender como los genes influyen en la salud».

Visión artificial y su impacto en la agricultura

«Estamos bastante entusiasmados sobre la combinación de la robótica y la visión artificial. La visión artificial en realidad es simplemente big data, pero para que funcione es necesario contar con un poder de procesado de información colosal».

«Hay una compañía llamada ASML que fabrica las máquinas que utilizan los fabricantes de semiconductores. Han hecho un par de vídeos realmente buenos sobre una tecnología denominada litografía ultravioleta extrema. Esto quiere decir que están analizando hasta el nivel atómico, buscando la capacidad de manipular átomos en semiconductores».

«Lo que significa en la práctica en la práctica es que la ley de Moore se va a mantener intacta durante los próximos diez años. Esto genera la capacidad para crear cosas como robots con visión artificial comenzando a encargarse de tareas que no pueden hacer por la mañana. La oportunidad de inversión está en los proveedores de sensores para compañías robóticas, en lugar de en las compañías en sí».

¿Qué resultado dará? Tiene potencialmente un enorme impacto en la agricultura. Uno de los factores ambientales más dañinos es el uso excesivo de pesticidas en los cultivos. La llegada de la robótica y la visión artificial traerá pequeños robots que se desplazan por los campos y dirigen pesticidas en áreas específicas. Puedes reducir el uso de pesticidas en un 99%, o algo similar».

«Sé que suena  ciencia ficción, pero estos son los tipos de tecnología que van a comenzar a surgir».

 

Fuente: Businessinsider

El fondo que invirtió en Amazon, Facebook y Tesla en sus inicios desvela los valores y sectores por los que apostará en el futuro
Valora este artículo
Comparte