¿Inversión a corto plazo?, ¿medio?, ¿largo? Tiempos en la inversión

Hay varias decisiones de importancia que cualquier inversor, independientemente de su tamaño –ya sea un pequeño ahorrador doméstico, ya sea una gran corporación con grandes patrimonios- ha de tomar a la hora de acudir a los mercados: desde definir correctamente el perfil de riesgo, hasta qué tipología de productos van a ser los más adecuados, pasando por el plazo en que se va a tener activa la contratación.

Ninguno de los tres es tema baladí, ya que puede cambiar radicalmente el tipo de inversión que llevemos a cabo. De ello dependerá de si tendremos un perfil más orientado hacia la inversión a corto plazo o nos enfocamos en el largoplacismo para buscar una inversión segura.

Perfiles de riesgo en trading

 

Hay gente que es más proclive a asumir riesgos, y gente de carácter marcadamente conservador. Está claro que los primeros se encontrarán muy cómodos, por tanto, asumiendo volatilidades del mercado, fuertes caídas y recuperaciones, de tal manera que a la hora de llevar a cabo el exit, las ganancias sean mayores a lo que la media de los inversores puedan conseguir.

Los conservadores, sin embargo, necesitarán productos más estables y en los que pese a rentabilidades más inferiores, no tengan que andar pendientes constantemente de las informaciones macro o micro.

 

Tipología de productos

 

Hay mercados más volátiles y otros menos volátiles, y esto afectará a la necesidad de en todo momento estar al tanto de cómo evolucionan los mercados. Si somos personas que no queremos estar constantemente colgadas de internet, de los foros y de la prensa, lo mejor es que busquemos productos estables y que nos aseguren una rentabilidad a medio plazo.

 

El plazo y los tiempos en la inversión

 

Quizás el punto más importante que un inversor ha de calibrar. Partiendo de la premisa de, según la cartera de Markowitz, la necesidad de tener diversificadas nuestras inversiones, tanto a nivel de productos como de plazos, sí que habrá que estipular a la hora de depositar la confianza en los nuevos mercados el plazo en el que vamos a operar.

El corto plazo será ideal para aquellos que buscan fuertes variaciones, altas volatilidades y entrar y salir constantemente de los productos, lo que se llama un trader. Si incluso llegamos a comprar y vender en el mismo día, seremos trader intradía.

Esta operativa exige estar constantemente informado y tratar de anticiparse a los cambios bruscos del mercado, con lo que el nivel de conocimiento de cada producto ha de ser exhaustivo: hay que revisar todos los días los medios online y offline, y tratar de ser más rápido que el resto. La recompensa son fuertes rentabilidades en periodos muy pequeños de tiempo.

Por su parte, si operamos a largo plazo, y no queremos sobresaltos, lo mejor es buscar productos que sepamos que tienen tendencias positivas: acciones de empresas consolidadas, opciones y futuros sobre metales preciosos, o pares de divisas en el mercado forex de países muy consolidados.

Incluso se podría llegar a contratar criptomoneda siempre que se haga con saldos no necesarios en el corto plazo, y sin preocuparnos por las variaciones que va a tener este nuevo mercado, tan en boga, en periodos cortos de tiempo.

 

Hacer crecer su dinero con Hispamarkets

¿Inversión a corto plazo?, ¿medio?, ¿largo? Tiempos en la inversión
5 (100%) 1 vote
Comparte