3 factores clave del petróleo ante la menor demanda y los ajustes de suministro

Hasta ahora, 2019 es un buen año para los traders del petróleo, pues los precios han subido constantemente desde el inicio del año, para sorpresa de varios observadores y analistas que llevaban meses augurando una recesión inminente. Sin embargo, el péndulo de buenas noticias/malas noticias podría estar inclinándose por fin hacia el lado negativo, al aumentar los indicios acerca de una ralentización económica mundial. Al mismo tiempo, los ajustes del suministro implican que los inversores de petróleo tendrán que estar muy pendientes de la evolución de los principales países productores de petróleo, ya que estas señales contradictorias significan que podría seguir habiendo sorpresas.

1. Indicadores económicos mundiales

Más indicadores económicos están mostrando cada vez más señales de una inminente ralentización económica mundial. Esto está provocando que el mercado petrolero se estanque o se desplome porque los traders temen que una ralentización económica dará lugar a un descenso de la demanda de crudo y productos relacionados.

El estado de las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos siempre ha lastrado las expectativas de demanda de petróleo, pero una reciente noticia ha suscitado preocupaciones aún mayores. El Wall Street Journal publicó que el rendimiento de los bonos del Estado ha alcanzado nuevos mínimos de varios años. Esto no significa que la recesión sea definitivamente inminente, pero indica que a los inversores les preocupa el estado de la economía.

Un analista de Morgan Stanley ha echado leña al fuego al decir anteriormente esta semana que Estados Unidos ha entrado en una “cuenta atrás hacia la recesión”. Los pedidos de productos manufacturados en Estados Unidos disminuyeron más de lo que se esperaba en abril, y la actividad del sector manufacturero de Estados Unidos registró mínimos de tres años, según IHS Markit.

Mientras la atención siga centrada en los indicadores que muestran una disminución de la actividad económica, es poco probable que suban los precios del petróleo.

2. Reservas de petróleo

Al mismo tiempo que las previsiones de demanda de petróleo se van tornando más y más negativas, cada vez son mayores los ajustes al suministro de petróleo. El mes de mayo trajo consigo una importante diminución de las exportaciones de petróleo de Irán. Según TankerTrackers.com, fueron 137.000 barriles al día los exportados durante los primeros 21 días de mayo. Ese número puede aumentar ya que parece que más petroleros han zarpado cargados de petróleo iraní, pero la cantidad total de las exportaciones de Irán estará muy por debajo de sus exportaciones de abril, que ascendía a un millón de barriles al día.

La producción de otros países de la OPEP ha sido dispar. Según Platts, las exportaciones de Venezuela han ascendido a una media de 780.000 barriles al día en abril (un muy leve aumento) mientras que la producción angoleña registra su cota más baja desde 2007. En abril fue de sólo 1,41 millones de barriles al día.

La producción de Arabia Saudí también descendió en abril (sólo 9,82 millones de barriles al día), aunque Arabia Saudí aumentó su producción en mayo hasta 10 millones de barriles al día, tal y como se había previsto. La producción de petróleo podría aumentar en junio, pero Arabia Saudí dice que depende de la demanda de los clientes.

La situación de la producción y la exportación de Rusia sigue comprometida por la contaminación. El problema debería haberse solucionado a finales de abril, pero ahora se prevé que las exportaciones de petróleo normal no podrán reanudarse hasta junio. La producción de petróleo de Rusia ha descendido a 11,126 millones de barriles al día, por debajo de su objetivo fijado por la OPEP+ en 11,18 millones de barriles al día. La producción de petróleo de Kazajstán sigue por debajo de los niveles habituales, a pesar de la reanudación de la producción de su enorme yacimiento de Kashagan, el 16 de mayo.

3. Producción de gasolina

Los consumidores estadounidenses están mostrando niveles sin precedentes de demanda de gasolina, pero algunas refinerías de Estados Unidos tienen problemas para mantener el ritmo. A nivel mundial, se observa una escasez de crudo pesado. Las sanciones económicas de Estados Unidos sobre Irán y Venezuela, así como los problemas de Venezuela, han restringido la producción y las exportaciones de crudo pesado de estos países.

A algunas refinerías les está costando encontrar fuentes alternativas de crudo pesado. Las refinerías del Medio Oeste de Estados Unidos han estado recibiendo crudo pesado de Canadá, pero las de la región del Golfo dependían de Venezuela. Colombia ha proporcionado cierta cantidad de crudo pesado pero los precios del crudo pesado han subido y los márgenes de estas refinerías están disminuyendo.

En este punto, los precios de la gasolina siguen por debajo de la media de cinco años, pero es posible que las refinerías no puedan funcionar a pleno rendimiento este verano si no se aseguran el suficiente petróleo crudo pesado.

 

Fuente: Investing

3 factores clave del petróleo ante la menor demanda y los ajustes de suministro
Valora este artículo
Comparte