Hay una palabra que viene cobrando protagonismo en el mundo financiero, en particular en Wall Street: FAANG.

¿Qué significa? Se trata de la sigla que aglutina a cinco acciones tecnológicas que, junto con Microsoft, son las más populares del mundo. Concretamente, son las iniciales de Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google, más allá de que ésta última haya cambiado su denominación por Alphabet.

¿Por qué esta denominación? Pues es la forma de evidenciar el poderío de un conjunto de compañías que a lo largo de los últimos años ha venido creciendo con inusitada firmeza, dejando atrás a un sinfín de competidores.

Su designación original era FANG y su creador fue el analista de la cadena televisiva CNBC Jim Cramer. Luego, a partir de su avance arrollador, los inversores añadieron a Apple, creando el grupo FAANG.

La suma de estas empresas equivales a poco más del 15% del S&P 500, el índice bursátil más representativo de la economía estadounidense. Dentro del Nasdaq 100, que agrupa a un centenar de firmas de alta tecnología, aglutina nada menos que el 25% del total.

Para tener una mayor idea de su peso específico, nada mejor que relacionar su capitalización bursátil –es decir, cuánto valen a precios de mercado– con el PBI de algunos países. Los resultados eximen de cualquier comentario:

– Representan cerca del 20% del PBI de la principal potencia mundial, Estados Unidos, o la Unión Europea

– Sólo es superado a nivel mundial por China, Japón o Alemania

– En el caso de América del Sur, iguala la sumatoria de todos los países de la región

– Equivale a siete veces el PBI de Argentina

Evolución reciente

Si bien el crecimiento del “grupo FAANG” a lo largo de los años fue muy superior al del resto del mercado, lo que le permitió desplazar a firmas tradicionales de los puestos de liderazgo en la bolsa, en el segundo semestre de 2018 afrontó momentos difíciles a partir de la decisión de la Reserva Federal de los EE.UU. de elevar las tasas de interés.

A esto, se sumó el recrudecimiento de la guerra comercial entre EE.UU. y China, ya que la tecnología es uno de los puntos más calientes del conflicto. Ello provocó una enorme oleada de ventas que afectó a estas acciones, que sufrieron en promedio una caída del 20% en apenas un par de meses.

No obstante, con el transcurso de las semanas han logrado recupersarse, con Facebook a la cabeza, ya que su papel registra una impactante suba del 44%, seguido por el de Netflix, con 33%. Más abajo se ubican los de Apple y Amazon, por encima del 27%, y cierra la lista el de Alphabet (Google), que mostró el avance más leve, del 7%.

Tomando en cuenta la capitalización bursátil de todas ellas, el crecimiento promedio asciende al 25%, frente al 19% del Nasdaq 100:                   

Es más, desde que el mercado ingresó en su último ciclo de tendencia alcista, estas compañías representaron casi una quinta parte de las ganancias del S&P 500.

Más allá de la “potencia” de este grupo, “hay una cierta divergencia dentro del mismo”, señala Shawn Cruz, director de estrategia comercial del broker TD Ameritrade. “Es por ello que se debe diferenciar entre todas las acciones que se incluyen en la misma canasta”.

Precisamente, una de las formas de analizarlas de modo individual es a través de la relación precio-ganancias por acción (conocida como Price Earning o P/E). Por ejemplo, si una compañía tiene un P/E de 4 significa que si esa empresa gana a futuro lo mismo que en su último ejercicio (E), el inversor podrá recomprar contablemente ese papel (P) con las ganancias acumuladas en ese lapso (4 años).

En el caso de las FAANG, los P/E futuros son los siguientes:

– Netflix: 127

– Amazon: 79

– Google: 28

– Facebook: 28

– Apple: 17

“Lo que los financistas creen es que las estimaciones de ganancias asignadas a Google, Facebook y Apple suponen mucho menor riesgo que las de Amazon y Netflix”, afirma Agustin Cramo, analista de mercados financieros internacionales.

“La diferencia de valuación entre las compañías se deben a que sus riesgos están asociados con sus respectivos modelos de negocio”, añade el experto. Por ejemplo, Apple ya está en la parte madura de su ciclo, mientras que Netflix todavía está en sus primeras etapas de crecimiento.

Los enfrenta cada compañía hoy

Si bien la evolución de las cotizaciones es muy satisfactoria y los balances respaldan ese recorrido ascendente, conviene repasar cuáles son los desafíos que enfrentan en la actualidad.

1. – Facebook: presentó Libra, una moneda virtual creada con más de dos docenas de socios, incluyendo a Uber, PayPal, Visa, Mastercard, Mercado Pago y Spotify. A diferencia del Bitcoin, por ejemplo, estará respaldada por una reserva de divisas de todo el mundo que podría incluir al dólar estadounidense, euro y yen.

Se trata de una apuesta de gran trascendencia, pues todo indica que revolucionará el sistema de pagos a nivel global, aunque es probable que genere preocupaciones de privacidad entre quieres recelan de ofrecer más información personal a la plataforma. Por ello, desde la compañía afirman que mantendrán sus datos financieros seguros y separados de los de sus plataformas sociales.

2.- Apple: es una de las más afectadas por la guerra comercial entre EE.UU. y China, que incluye la disputa de la Casa Blanca con Huawei. En este marco, ha decidido dar un paso trascendental para tratar de aislarse del conflicto.

Anunció que evalúa trasladar hasta el 30% de su producción en el país asiático, incluyendo el iPhone y otros dispositivos a otros países.  De hecho, trascendió que incluso ya está negociando con sus principales socios y proveedores a nivel global la implementación de una “reestructuración fundamental” de la cadena de suministro.

3.- Amazon: no se detiene en su política de diversificación de actividades en todo el mundo. Ahora es el turno de España, en donde la filial abrió su nueva tienda “Motors”, que permite alquilar autos por periodos prolongados. La oferta actual incluye diferentes modelos de BMW, Ford, Fiat, Tesla, Seat, Jeep y Subaru. Y los precios van desde los 212 a los 1.100 euros al mes.

Raoul Heinze, director de Automoción de Amazon en Europa, asegura que con Motors su compañía se enfoca en ofrecer “precios bajos” y agrega que “los clientes pueden cambiar de modelo y renovar su contrato por un nuevo vehículo cada 3 o 4 años”.

Claro que su avance no está exento de obstáculos. Uno de ellos es la magnitud de su cartera, que ya supera con creces los 130 millones de usuarios, con la expectativa de que alcancen los 200 millones en 2021.

4.- Google: atraviesa un momento delicado a partir de la decisión de los organismos de control de su país y de la Unión Europea de investigar si viene realizando actividades de tipo monopólicas.

Incluso, un grupo de inversores planteó que la matriz de la compañía, Alphabet, tomara medidas para escindirse antes de que los reguladores obliguen al mayor motor de búsquedas de Internet a dividirse en varias empresas.

Las autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea están preocupadas por el poder que tiene Alphabet en el mercado, tomando en cuenta las restricciones a los monopolios. En este marco, los accionistas podrían recibir un mayor beneficio si la compañía decide una reducción estratégica voluntaria de su tamaño, a partir de ventas de activos ordenadas por los reguladores”, añade.

Sin embargo, la propuesta está lejos de materializarse por una sencilla razón: los dos altos ejecutivos de Alphabet, Larry Page y Sergey Brin, cuentan con el 51,3% de los votos de los accionistas.

 

Fuente: iproup

Valora este artículo
Comparte