Devaluación del yuan chino también impactó al peso mexicano

Caídas generalizadas en las bolsas de valores del mundo y subidas inesperadas en los tipos de cambio han sido algunos de los factores que marcaron la jornada de este lunes como consecuencia del descenso en más de 1% del yuan, situándose en menos de 7 unidades por dólar por primera vez desde la crisis financiera de 2008.

El peso mexicano no escapó de las consecuencias de esta devaluación, pues al cierre de la jornada de este lunes la moneda local acumulaba un alza de 1.63% frente al dólar, una tendencia que podría continuar por la aversión al riesgo en los mercados internacionales. La Bolsa Mexicana de Valores también se resintió: el referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, perdió un 1.20% a 39,496.36 puntos, lo que significó su quinta jornada consecutiva a la baja.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base y articulista de Investing.com, explicó que dicha aversión al riesgo se refleja en cambios en las posiciones de inversiones de los grandes inversionistas, quienes dejan a un lado aquellos activos considerados riesgosos en busca de otros que sean más seguros, como el oro, por ejemplo, que ha subido alrededor de 0.5% este lunes.

“¿Cuáles son los activos riesgosos? Las acciones que están en el mercado de capitales y las divisas de las economías emergentes, y por eso es que el peso mexicano se ve tan afectado”, dijo Siller en una entrevista transmitida por la televisora ADN 40.

Los mercados temen que, después de esta devaluación del yuan, el gobierno chino pueda hacer una venta masiva de los bonos del tesoro de Estados Unidos, y que con esto se genere una crisis financiera en ese país, explicó la analista.

Para financiar sus operaciones, el gobierno de Estados Unidos vende bonos del tesoro en los mercados. Los chinos son los mayores tenedores de esos bonos; por lo que si ambos tienen alguna disputa, el temor que surge en los mercados es que el gobierno chino los venda, generando un descenso en la demanda y en el precio.

“Y la tasa de interés está relacionada; la economía de Estados Unidos depende en gran parte del consumo, así como de la inflación, lo cual depende mucho de las tasas de interés; los mercados tienen miedo de que el gobierno chino quiera hacer esto; aunque es baja la probabilidad, porque también le rebotarían los efectos de esa crisis”.

La devaluación del yuan fue utilizada este lunes por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, como es un mecanismo para presionar a la Reserva Federal para que continúe bajando las tasas de interés, tras el recorte de 25 puntos base de la semana pasada anunciado por Powell.

Un yuan más débil implica que los productos chinos denominados en dólares sean más baratos, lo cual podría contribuir a frenar el efecto negativo de los nuevos aranceles que el presidente Donald Trump amenazó con imponer a ese país.

De ahí que la devaluación del yuan es asumida por los mercados como una respuesta de China a la amenaza de aranceles a partir del 1º de septiembre.

Devaluación del yuan chino también impactó al peso mexicano
Valora este artículo
Comparte