El dólar se mantiene estable ante los rumores comerciales y a su vez descienden los pedidos de Alemania.

El dólar aumenta frente al yuan pero disminuye frente al euro al inicio de la jornada de este día en Europa tras conocerse las mínimas posibilidades de un gran avance en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que se reanudarán el jueves.

China sigue en sus trece y se niega a hacer concesiones sobre su política industrial, como las amplias subvenciones para las empresas estatales, de acuerdo a información de Bloomberg.

Por otra parte, no se observó que haya habido mucha intención en Pekín para cumplir con esa petición estadounidense y tampoco está claro si la resistencia de la postura china está relacionado con los problemas políticos internos del Presidente Donald Trump.

El riesgo de destitución debería lógicamente apartar a Pekín de llegar a corto plazo a ningún acuerdo a largo plazo, es lo que algunos analistas han argumentado.

El yuan ha suspendido una semana de ganancias frente al dólar después de estas noticias y el volumen de operaciones sigue siendo escaso con motivo de los festivos nacionales en China.

El índice dólar, que sigue el progreso de esta moneda con respecto a otras seis divisas principales, alcanza el nivel de 98,597, subiendo en torno a un 0,1% con respecto a los niveles registrados al cierre del viernes pasado.

El euro se fortaleció al comienzo de la jornada después de que los pedidos industriales de Alemania de agosto volvieran a caer, pero sin el impacto de choque visto en informes anteriores.

Los pedidos entrantes disminuyeron en un 0,6% en términos mensuales, más de lo esperado, pero eso se vio nivelado por una revisión al alza de las cifras de julio, que convirtió un descenso mensual del 2,7% en una caída del 2,1%.

El dólar se mantiene estable ante los rumores comerciales y a su vez descienden los pedidos de Alemania.
Valora este artículo
Comparte