Reducción de tasas en Latinoamérica.

Todos preparados para nuevos recortes en las tasas de interés por parte de los bancos centrales latinoamericanos, luego de una oleada de datos de precios al consumidor benévolos publicados el día de ayer.

La inflación anual en México cayó a su nivel más bajo desde finales de 2016, mientras que los datos de año a año en Brasil y Chile estuvieron cerca de un punto porcentual por debajo de sus precios objetivo.

Los inversionistas ven cerca un recorte de costos de préstamos de un cuarto de punto en México,  también han asimilado en los precios una reducción de hasta medio punto en Chile y Brasil, tras los recortes anteriores en ambos países.

Los banqueros centrales latinoamericanos se dan prisa a ayudar a sus economías, dañadas por la desaceleración del crecimiento global y los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Una reciente baja en los precios mundiales de los productos básicos en medio del empeoramiento de las tensiones comerciales puede ayudar a controlar una perspectiva de inflación regional ya favorable.

Los costos de la energía en México han caído durante cuatro meses consecutivos, mientras que el combustible ha ayudado más recientemente a mantener bajos los precios al consumidor en Brasil y Chile.

Sin embargo, no todo América Latina está suavizando la política monetaria en este momento, con una inflación anual de 55.8%, Argentina tiene pocas posibilidades de reducir los costos de endeudamiento más altos del mundo, mientras que las esperanzas de un crecimiento constante y una inflación acelerada han incitando a los formuladores de política colombianos a mantener las tasas en espera por ahora.

Muchos países latinoamericanos debería seguir el ejemplo de Estados Unidos con el recorte de tasas de la reserva federal.

Reducción de tasas en Latinoamérica.
Valora este artículo
Comparte