Volatilidad financiera en Argentina afectará a empresas mexicanas

Luego de que los mercados financieros de Argentina cayeran este lunes más de 38% tras el triunfo del opositor Alberto Fernández en las elecciones primarias, este martes mostraron cierta recuperación. El S&P Merval cerró esta tarde con una ganancia de 10.22%.

Sin embargo, los riesgos siguen latentes, pues lo que castigaron los mercados fue la amenaza de un posible regreso del peronismo al poder. Esto hizo el peso argentino se depreciara en 30% con respecto al dólar este lunes, por lo que el Banco Central de Argentina intervino para evitar que se depreciara más.

Un grupo relevante de empresas mexicanas operan en Argentina: Arca Continental, Femsa, Coca Cola, Genomma Lab, Alfa, Alsea, Bimbo, Lamosa, Mexichem, Rotoplas, entre otras. Estas empresas sentirán los efectos de la volatilidad que se vive en los mercados financieros y con el tipo de cambio en Argentina, según un análisis de Grupo Monex.

De acuerdo con el análisis de Monex, algunas consecuencias de la caída de los mercados financieros en las empresas mexicanas que operan en Argentina son:

  1. Caída en los ingresos convertidos a pesos mexicanos.
  2. Contracción en márgenes debido a la elevada inflación e insumos pactados en dólares.
  3. Desaceleración en el consumo, debido a la pérdida del poder adquisitivo de la población y posibles gastos relacionados a reestructuraciones operativas en dicho país.

Temores en el ambiente

La devaluación del peso argentino generó una gran inestabilidad en el tipo de cambio y una alta inflación para los argentinos. “Estas expectativas de pérdida de valor de la moneda y de poder adquisitivo es lo que puede impulsar el desarrollo de una crisis de divisa”, dijo Eduardo Asenjo, analista de Investing.com.

Por su parte, CiBanco indicó que “el riesgo de impago se ha disparado por el temor a un ‘default’ de Argentina”.

La pregunta que se hacen en los mercados es si Fernández, en caso de que ganara la presidencia de la República de Argentina, romperá o no el acuerdo que el presidente Mauricio Macri firmó con el Fondo Monetario Internacional, comentó Facundo Molina, Ceo de MolFX Management en un análisis para Investing.com.

“En 2018, después de que el Banco Central de Argentina se rindiera ante la inflación y subiera los tipos de interés al 40%, a Macri no le quedó más remedio que ir al FMI, quien prestó 50.000 millones de dólares, para frenar la fuerte caída del peso”, comenta.

“Aunque el acuerdo no incluye las duras obligaciones que convirtieron a las tres siglas del Fondo Monetario Internacional en el demonio de la sociedad argentina durante los años del corralito, el peronismo tachó al pacto de ‘traición a la patria’ y Kirchner dejó clara su intención de abandonarlo cuando fuera posible”.

 

Fuente: Investing

Volatilidad financiera en Argentina afectará a empresas mexicanas
Valora este artículo
Comparte